Noticias

Difícil situación económica de los araucanos

Publicado:

  • Crítica sigue siendo la situación económica en el municipio de Arauca. Comunidad se queja y dice que no hay flujo de dinero. Gobernación y alcaldía son casi nulas en el manejo del presupuesto



Cada día se acentúa más en Arauca la recesión económica que vive este departamento del oriente colombiano. La queja constante de los ciudadanos es que no se ve la circulación de dinero, algo nunca visto en esta región con una despensa agrícola, ganadera y petrolera.

La constante para muchas familias, la mayoría de los estratos 1 y 2, es que si se desayuna no se almuerza, o si lograra el golpe del mediodía no se tiene el de la cena o el desayuno. Son muchas las necesidades que están afrontando miles de familias en los sectores más deprimidos de la ciudad capital y quizás en el resto del Departamento de Arauca.

Quienes dinamizan la economía en el Departamento son la Gobernación y las administraciones locales. Para el caso del municipio de Arauca, hasta el momento está ejecutando algunas obras de infraestructura vial, lo que ha llevado consigo la contratación del personal y la generación de empleo.

La gente del común, contratistas y hasta funcionarios de la propia gobernación de Arauca, han señalado que el presupuesto de la institución está por ejecutarse, los dineros están en las arcas pero hay talanqueras en los proyectos que llevarían a solventar en parte esta difícil situación económica que se viene presentando y que tiene agobiado a los araucanos, una situación nunca vista en la historia de Arauca, quizás por quienes están al frente del manejo de las administraciones.

El comercio araucano también está llevando la peor parte. Son centenares los establecimientos comerciales que han cerrado sus puertas o los han acabado definitivamente. Quienes ofertaban sus productos entre semana, ahora lo hacen únicamente los fines de semana, han tenido que despedir empleados porque no hay quien compre, la circulación de dinero es casi nula. A la vista de los araucanos están los letreros de los establecimientos que se arriendan, permutan o se venden, pero el problema es que no hay quien se quede con ellos.

Otro factor que tiene golpeado al comercio araucano son las ventas callejeras de un número importante de venezolanos que también están en el rebusque del sustento para poder llevar el pan para sus hogares en Venezuela, donde se vive una crisis más acentuada debido a las políticas de un gobierno que se perpetúa en el poder y con tendencia comunista.

El reto para la Gobernación de Arauca y las alcaldías, es que con sus recursos dinamicen la economía en los municipios, porque a la fecha las promesas de campaña están en eso: promesas en 16 meses ya de gobierno.

 

 

 


Compartir en redes sociales