Noticias

Veredas de Caño Negro y Campo Oscuro permanecen sin servicio de agua potable

Publicado:

  • Cuatro días llevan pobladores de las veredas Caño Negro y Campo Oscuro, en el municipio de Saravena, sin suministro de agua potable, al seguir contaminados los afluentes que surten el acueducto local luego del atentado perpetrado contra el oleducto.



El hecho se mantiene luego de los ataques perpetrados por grupos armados ilegales contra la estructura que transporta el crudo desde el complejo petrolero de Caño Limón en Arauca, hasta Covenas – Sucre.

En diálogo con Noticias Caracol de La Voz del Cinaruco, el presidente de la Junta de Acción Comunal de la Vereda Campo Oscuro, José Gregorio Calderón, informó que son cuatro días los que completa sin agua potable todo este sector rural del municipio de Saravena, ya que el afluente Caño Negro, del que toman el agua para el acueducto se halla contaminado de crudo, al igual que parte del río Bojabá, sumándole a ello que la tubería también se encuentra comprometida con trazas de combustible en su parte interna.

Manifestó José Gregorio Calderón, que hasta esta el día de hoy jueves 15 de noviembre, la Dirección de Gestión Social de Ecopetrol hizo presencia en el lugar, con dos tanques de 2000 litros de capacidad, los cuales servirán como medida de contención mientras se supera la emergencia de forma definitiva.

Hacia las horas del mediodía se espera la llegada del Cuerpo de Bomberos a fin de que dichos tanques sean surtidos con el preciado líquido que en estos momentos tanto necesita la población.

“Hasta ahora algunas personas han buscado la manera de sacar agua de algunos pozos…otros no tienen agua ni para sus animales, ni para el consumo diario, pero ya si Dios quiere este problema queda resuelto, mientras se pone en funcionamiento el acueducto nuevamente”, fue lo dicho por el presidente de la Junta de Acción Comunal de Campo Oscuro.

Aprovechó el líder comunal para hacer un llamado a que les colaboren frente a esta difícil situación, especialmente a la alcaldía de Saravena la que siente distante y renuente frente a la situación que están viviendo, así como a Ecopetrol, pues a pesar de que la emergencia se presentó por terceros, les corresponde a ellos el restablecerles el suministro de agua potable.

Aquí lo preocupante es el daño que sufre el medio ambiente con estas voladuras a los tramos del oleoducto, sin contar el perjuicio causado a los pobladores de las zonas, quienes ven vulnerados sus derechos más vitales, como el de contar con agua para su consumo y el de sus animales.


Compartir en redes sociales