Hazte miembro

Recibe las mejores ofertas y actualizaciones relacionadas con La Voz del Cinaruco.

― Anuncio ―

AVISO
InicioNoticiasNacionalGuerra interna en el EMC: ‘Mordisco’ ya no controla a ‘Calarcá’, su...

Guerra interna en el EMC: ‘Mordisco’ ya no controla a ‘Calarcá’, su máximo aliado

Un informe de inteligencia asegura que Néstor Gregorio Vera Fernández, alias ‘Iván Mordisco’, ha perdido el mando y control de las estructuras del Estado Mayor Central de las FARC (EMC). Ahora, está enfrentando una fuerte división interna con alias ‘Calarcá’, quien fuera su máximo aliado, que podría desencadenar en una guerra entre disidencias en pleno proceso de paz con el Gobierno Nacional.

Todo empezó por plata 

La división se dio por los tributos ilegales que se negaron a seguir pagando aquellos a los que ‘Iván Mordisco’ creía sus súbditos. 

Las autoridades señalan que la división entre ambos cabecillas habría comenzado desde el segundo semestre del 2023 cuando no llegaron a un acuerdo con los aportes que cada frente de las disidencias FARC debe realizar al comando central. 

‘Calarcá’ no estaba dispuesto a aportar tanto dinero para el sostenimiento de sus estructuras en Arauca, Casanare, Cauca y Nariño, que de por sí tienen mucho terreno y posibilidades de lucrarse. 

Sin embargo, ‘Mordisco’ habría impuesto sus mayorías y a regañadientes aceptó continuar enviando dinero desde su territorio. 

Proceso de paz con el Gobierno 

El informe de inteligencia, conocido por Caracol Radio, detalla que, a finales de noviembre de 2023, ‘Calarcá’ pidió estar en la mesa de negociación con el Gobierno Nacional. Uno de sus argumentos era que no estaba participando en las decisiones, exigencias ni prebendas del EMC a pesar de ser el que más cantidad de dinero aportaba a la organización. 

De igual manera, ‘Calarcá’ quería tener más de libertad para movilizarse por el territorio sin tener la amenaza de las operaciones militares en su zona de los departamentos de Meta y Guaviare. 

En un principio, ‘Mordisco’ se negó a dicha petición ya que presentía lo que finalmente ocurrió: una especie de golpe de estado dentro de la organización disidente que él mismo confeccionó y diseñó. 

Luego de conocer la negativa de quien fuera su jefe, ‘Calarcá’ amenazó con no volver a enviar dinero al comando central, organizar unas “disidencia de la disidencia” y atacar en varios frentes a sus antiguos aliados. Es decir, desatar una guerra interna. 

Para tratar de calmar esa división y aires de independencia en el EMC, ‘Mordisco’ cedió a las pretensiones de ‘Calarcá’ y lo nombra delegado de ese grupo armado en los diálogos con el Gobierno, aprovechando como excusa la expulsión como negociadores de paz de alias ‘Ángela’, de la columna ‘Adán lzquierdo’, y de alias ‘Oscar’, del frente ‘Urías Rondón’. 

Pero no le sirvió de nada. Una semana antes del rompimiento del cese con el Gobierno en Valle, Cauca y Nariño, ‘Calarcá’ le dice a ‘Mordisco’ que no volverá a enviar dinero porque las estructuras del EMC que estaban siendo subsidiadas “derrochaban los dineros en fiestas, prostitutas, licor y compras de propiedades”. 

‘Mordisco’ le dijo que eso era falso y lanzó una dura advertencia a su súbdito: “debía seguir aportando recursos o se someterá a que todo el EMC se vaya en su contra”. Una amenaza que no le importó a ‘Calarcá’, porque ya había hablado con otras estructuras y las tenía de su lado. 

Solo y con poco apoyo 

La inteligencia militar notó el drástico cambio de las apariciones públicas de ‘Iván Mordisco’. Como máximo jefe del EMC organizaba numerosas formaciones guerrilleras con hombres y mujeres, incluso menores de edad, armados con fusiles AK47 rusos y M4 americanos, así como poderosas ametralladoras M60 y punto 50. 

Ahora, en su última aparición pública en video, el que fuera uno de los disidentes FARC más poderosos, sale solo, desarmado y con una bandera del partido comunista a su espalda. 

Según las autoridades, actualmente se moviliza con una escolta de entre 12 y 15 guerrilleros, dentro de los cuales hay cuatro mujeres. 

Por su temor a un bombardeo u operaciones militares, siempre exige que haya al menos dos menores de edad en su escolta. Los niños y adolescentes son constantemente rotados ya que se cansan fácilmente. 

Por otro lado, cambia de campamentos y escondites permanentemente para evadir a las autoridades. De hecho, impide el uso de radios AM-FM, celulares, computadoras y en general equipos electrónicos. 

Alias ‘Antonio Medina’ y en general los cabecillas de Arauca y Yopal, así como los del Amazonas, declararon su apoyo a ‘Mordisco’, pero no están en condiciones de hacerlo económicamente y menos con hombres. Su respaldo es más de nombre. 

‘Calarcá’, por su parte, ha enviado una estructura con al menos 45 hombres, entrenados y con vasta experiencia terrorista para comenzar a quitarle territorio a ‘Iván Mordisco’ en Cauca y Valle del Cauca. Se hace llamar ‘Frente 57 Yair Bermúdez’ y se prevén varios homicidios selectivos. Ese grupo ya ha hecho apariciones mediáticas. 

 

― Anuncio ―

AVISO