Hazte miembro

Recibe las mejores ofertas y actualizaciones relacionadas con La Voz del Cinaruco.

― Anuncio ―

AVISO
InicioNoticiasVeredas Filipinas y Bocas de Ele reflejan el abandono del estado

Veredas Filipinas y Bocas de Ele reflejan el abandono del estado

Una radiografía de las condiciones en que se encuentran las veredas Filipinas en Tame y Bocas de Ele en Arauquita, convertidas en zonas para la ubicación de guerrilleros de las Farc para la dejación de las armas, las que serán verificadas este fin de semana, hizo el diputado Ferney Tique Vargas, miembro de la Comisión de Paz y Derechos Humanos de la Asamblea departamental de Arauca.

“Arauca no puede ser un territorio de guerra, debe ser la casa de la paz con justicia social para toda la región, para los que hemos sufrido, vivido la desgracia, la tragedia del conflicto armado en el departamento”, expresó el diputado Tique Vargas al conocer la decisión de designación de estas dos zonas veredales para la concentración de subversivos de las Farc.

El diputado argumentó en señalar que estas dos zonas de normalización deben ser un laboratorio para la convivencia, para pensarse en la Arauca en paz, en la transformación del territorio y será una oportunidad grandiosa que se tiene para abrir la puerta de las transformaciones sociales en el departamento en dirección a una paz completa, no solo con las Farc, sino incorporando al ELN en un futuro proceso de diálogo.

Tique Vargas, consideró que estas dos regiones tienen características particulares. Son regiones donde abunda más la producción, pero que no está debidamente formalizada, donde los campesinos que han habitado por años estas regiones no se les ha formalizado la propiedad sobre estas tierras, donde el Incoder ha demorado y dilatado con trámites engorrosos la titulación de estos predios que suman cerca de dos mil hectáreas entre Filipinas y Bocas de Ele por legalizar a los colonos que llevan más de 20 y 30 años haciendo vida en estas parcelas.

Argumentó el diputado que en estas dos regiones hay un alto índice de necesidades insatisfechas. Allí no hay vías de penetración, las que existen están convertidas en trochas, donde los campesinos a lomo de mula y caballo se interconectan y ejercen su actividad productiva, por lo que se hace necesario que para estas dos regiones se requiere el mejoramiento del eje vial de Puerto Jordán que comunica con Filipinas, Laureles, Bocas de Ele y Las Cruces que salen a la Ruta de Los Libertadores que requeriría una inversión a los 30 mil millones de pesos, los que tienen que ser invertidos con urgencias para mejorar la conectividad.

Otra de las deficiencias que presenta esta región convertidas este fin de semana en zonas de verificación ante una posible ubicación de la guerrilla de las Farc por una comisión tripartida entre el gobierno nacional, la ONU y esta guerrilla es que presenta grandes falencias en la parte de infraestructura eléctrica.

Se dice que el servicio de energía no es constante, se presentan fallas constantes. Un ejemplo es Bocas de Ele, de donde sale una línea de baja hacia Filipinas, teniendo en cuenta que se podría trazar una desde Puerto Jordán que es relativamente más cerca, teniendo en cuenta que el servicio de energía a la vereda Filipinas llega desde Bocas de Ele, presentando interrupciones de manera continua.

En materia de agua potable, las condiciones en estas dos zonas son también precarias. Por ejemplo en Bocas de Ele, Corporinoquia realizó unos estudios para la extracción del líquido de un pozo profundo, pero solo dejó la proyección, allí no hay un estudio. Este caserío habitan casi 100 familias con una cifra superior a las 500 personas, donde también existe un colegio con buena infraestructura, pero carecen de agua potable.

En el caserío de Filipinas, según el diputado Ferney Tique Vargas no existe acueducto. Allí se cuenta con una institución educativa con una población estudiantil cercana a los 280 estudiantes hasta el grado noveno, con un promedio entre 150 o 200 viviendas donde se carecen de todos estos servicios básicos para atender todas esta necesidades en cuanto acueducto, alcantarillado, donde el único predio que tiene títulos de propiedad es el colegio, los demás bienes de la comunidad no tienen escrituras ni de fincas como de las residencias de los campesinos.

Con la carencia de estos servicios, se evidencia que ha habido una ausencia del Estado y la falta de estímulos para que los campesinos produzcan, dijo Tique Vargas, revelando además que estas regiones cuentan con cultivos ilícitos, donde los campesinos han tenido que recurrir a estas prácticas para poder subsistir en tanto que no existen otros renglones de la producción donde el Estado le presente otras alternativas para su sostenimiento.

Otras de las dificultades que presentan estas regiones es su delimitación, por ello con estas iniciativas que se dan permitirá que estas localidades se les defina los límites territoriales entre Arauca, Arauquita y Tame, porque estas zonas parecen ser territorios de nadie, donde ninguna entidad municipal ha hecho presencia con inversión social en estas localidades evidenciándose un abandono total.

― Anuncio ―

AVISO