Hazte miembro

Recibe las mejores ofertas y actualizaciones relacionadas con La Voz del Cinaruco.

― Anuncio ―

AVISO
InicioNoticiasTerremoto en Marruecos: cifra de fallecidos asciende a más de 2.600

Terremoto en Marruecos: cifra de fallecidos asciende a más de 2.600

Los equipos de rescate marroquíes, apoyados por refuerzos extranjeros, continúan sus esfuerzos para encontrar supervivientes y asistir a los cientos de personas cuyas casas quedaron arrasadas por el sismo que dejó casi 2.700 muertos. El terremoto es el más grave en el país desde hace más de seis décadas, el cual devastó pueblos enteros en la región situada al suroeste de la turística ciudad de Marrakech (centro). Según el último comunicado que compartieron las autoridades, causó al menos 2.681 muertos y 2.501 heridos.

Marruecos anunció el pasado domingo por la noche que había aceptado las propuestas de España, Reino Unido, Catar y Emiratos Árabes Unidos de “enviar equipos de búsqueda y rescate”. Por su parte, rescatistas españoles estaban presentes en dos localidades golpeadas por el temblor al sur de Marrakech, Talat Nyaqoub y Amizmiz, según constataron fuentes locales. 

Otros datos sobre el terremoto 

En Talat Nyaqoub, fueron desplegados 12 ambulancias, varias decenas de 4×4 del ejército y la gendarmería. Un centenar de socorristas marroquíes recibieron órdenes antes de comenzar las operaciones de búsqueda. 

No muy lejos, un equipo de 30 bomberos españoles, un médico, una enfermera y dos técnicos se coordinaban con las autoridades marroquíes para iniciar las labores. Numerosos países como Francia, Estados Unidos o Israel se pusieron a disposición del reino norafricano. 

Por su parte, a unos 70 kilómetros más al norte, otro equipo de 48 agentes de la Unidad Militar de Emergencias (UME) estableció un campamento en la entrada de la pequeña localidad de Amizmiz desde el domingo por la noche. 

Otras ciudades 

En Tikht, un pequeño pueblo cerca de Adassil, un minarete y un puñado de casas de adobe aguantan como únicas supervivientes en un paisaje apocalíptico. 

“La vida ha terminado aquí”, lamentó Mohssin Aksum, un vecino de 33 años. 

Cerca suyo, las fuerzas de seguridad marroquíes cavan las tumbas para las víctimas o instalan tiendas amarillas para los supervivientes que se quedaron sin hogar.

 

 

― Anuncio ―

AVISO