Hazte miembro

Recibe las mejores ofertas y actualizaciones relacionadas con La Voz del Cinaruco.

― Anuncio ―

AVISO
InicioNoticiasEl caprichoso concejo de Arauca

El caprichoso concejo de Arauca

A pocos días del mes de junio continúa la interinidad e incertidumbre en la administración municipal, esta vez por cuenta del Plan de Desarrollo de Arauca, ya que el concejo de Arauca anunció su hundimiento. Como si no fueran suficientes los problemas de la administración municipal, ahora los concejales pretenden darle un duro golpe al Alcalde (d) Carlos Alberto Hurtado, al querer de manera caprichosa rechazar el Plan de Desarrollo.

Según el secretario de planeación municipal, algunos concejales “primíparos”, no “quieren corregir el 80% del plan de desarrollo, cuando las observaciones hechas por los cabildantes son más de forma o estilo  que de fondo”. Sera acaso que este concejo que fue renovado en casi su totalidad, solo cambio de nombres y continua costumbres y prácticas políticas repudiables por la sociedad.

Todo parece indicar que algunos cabildantes están sacando partido a la incertidumbre política, y buscar pescar en rio revuelto, olvidándoseles que Arauca les dio un voto de confianza para erradicar de plano la politiquería y la marrullería. Es lamentable que desde la presidencia del concejo y la comisión segunda se estén haciendo observaciones de estilo y por gusto, sin ninguna justificación valida, sometiendo al municipio y a sus habitantes a una incertidumbre innecesaria y caprichosa.

El Alcalde tiene la obligación y la responsabilidad de dinamizar la economía, iniciar obras y brindarle una oportunidad a los araucanos, esto lo puede hacer con o sin la anuencia del concejo, para esto lo faculta la ley, pero perdería una gran oportunidad de debatir con argumentos y propuestas. Sin embargo, también en la democracia se pueden hacer sacrificios a cambio del bienestar y la urgencia que tiene el Municipio. El Concejo de Arauca debe replantear sus posturas, pensar más en el momento crítico para Arauca, y concentrarse en el bien común, no el personal y sus intereses politiqueros, como presumiblemente se está evidenciando hoy en día.  

― Anuncio ―

AVISO