Hazte miembro

Recibe las mejores ofertas y actualizaciones relacionadas con La Voz del Cinaruco.

― Anuncio ―

AVISO
InicioOpiniónDe la trinidad en la alcaldía y los milagros en el concejo

De la trinidad en la alcaldía y los milagros en el concejo

Con el reconocimiento de los errores de las partes y el compromiso por sacar Arauca adelante de esta crisis, se logró un acuerdo entre los cabildantes y el Alcalde Carlos Alberto Hurtado, para que se permita armonizar el plan de desarrollo lo más pronto posible.

Una vez superada esta crisis, quedo claro que la única prioridad es trabajar por recuperar a Arauca y dinamizar su economía, que está seriamente golpeada entre otras cosas por los sucesivos paros, la ingobernabilidad y el cierre de la frontera, que ha llevado a una escasez de circulante sin precedentes en la historia de Arauca. 

Sin embargo, para que la administración logre arrancar, es necesario reconocer que dentro de la alcaldía también se vive una fuerte lucha de poder, que imposibilita consolidar un liderazgo que jalone al equipo de gobierno, al concejo y le imprima dinamismo a la economía local.

En primer lugar de esta trinidad, encontramos al exdiputado Pablo Caro, miembro del partido Cambio Radical, quien sufrió una dura derrota en las pasadas elecciones. Hoy, gracias a la coyuntura política, según fuentes consultadas por Noticias Caracol, es quien le habla al oído al Alcalde Carlos Alberto Hurtado Zocadagui. Gran parte de las decisiones políticas en la actual administración, fueron ideadas por este hábil Tameño, que a pesar de haberse quemado para la asamblea, dicen que manda en la alcaldía.

Otros de los asesores inmediatos que componen esta trinidad, es Luis Alfonso Lázaro, un reconocido contratista que parece manejar la chequera de la alcaldía. Según algunos funcionarios consultados por Noticias Caracol, asiste a todas las reuniones de gobierno y es fuente de consulta permanente para cualquier decisión económica que esta administración vaya a tomar. Como el milagro descrito en la biblia, por una orden de la alcaldía, Lázaro resucito y se levantó.

Por último, encontramos a la Gestora Social, Irianis Barrera, a quien supuestamente se le atribuyen varias secretarias municipales, cuyos titulares, solo le obedecen a esta distinguida dama y hacen caso omiso de las órdenes del Alcalde designado.

Bajo estas condiciones y acabando de salir de una tormenta política como la del Concejo, es muy difícil que la administración municipal se mantenga a flote y conserve el rumbo. Al barco le está entrando agua sin control y de no maniobrar oportunamente, puede que naufrague, llevándose consigo las esperanzas, la economía y un pueblo lleno de necesidades. Es Urgente que se realicen cambios en el gabinete, que lleguen profesionales comprometidos con la región y el futuro de Arauca.

― Anuncio ―

AVISO