Noticias

CENIT: No hay garantías para continuar diálogos con trabajadores y campesinos en Arauca

Publicado:



Cenit Transporte y Logística de Hidrocarburos informa que, con ocasión de los diálogos sostenidos con los voceros de la comunidad de Arauca, ha presentado propuestas competitivas y razonables, para lograr soluciones viables y sostenibles que benefician a los trabajadores de la región.

 

A pesar de lo anterior y de haber acordado garantías para mantener el diálogo, la comunidad ha impedido el ingreso y salida de carrotanques en la planta de Gibraltar y mantiene los bloqueos a las reparaciones en el Río Cobaría, razones que motivan a Cenit a considerar que no hay garantías para continuar en la mesa de diálogo.

Adicionalmente, persisten los bloqueos en los puntos KP 019+140 y KP 024+550, donde ocurrieron acciones terroristas el pasado 11 y 21 de mayo respectivamente, que impiden la reparación del oleoducto Caño Limón.

La Compañía lamenta la situación que se presenta actualmente y reitera, tal y como lo ha expresado hasta el momento, que rechaza las vías de hecho, ratifica la necesidad de que las partes actúen dando cumplimiento a la Ley, teniendo como prioridad la protección de la vida y la seguridad del entorno, y convoca a quienes lideran las acciones, a permitir la reparación de la infraestructura y el normal tránsito y movilidad de los trabajadores.

Las acciones de bloqueo repercuten en consecuencias negativas para la región, la nación, los accionistas, y la comunidad en general. En lo que va corrido del año se han presentado 19 atentados contra la infraestructura del Oleoducto Caño Limón Coveñas, lo cual, sumado a la imposibilidad de hacer las reparaciones debido a los bloqueos, genera un impacto negativo a nivel ambiental, social y económico para la región y el país.

Cenit agradece a los delegados de los Ministerios del Interior, de Minas y Energía, de Defensa y a los representantes de la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo y la Estrategia Territorial de Hidrocarburos en la región, así como a la Gobernación de Arauca y la Consejería Departamental de Paz, entre otros actores nacionales y regionales que han facilitado y acompañado la mesa de diálogo.

Campesinos movilizados, trabajadores y sectores sociales desmienten afirmaciones de CENIT

Las comunidades movilizadas, la USO Subdirectiva Arauca, la Subdirectiva Única de Oleoductos (SUO), y el Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente Colombiano, se permiten informar a la opinión pública regional, nacional e internacional los siguientes hechos:

El día 26 de junio de 2019, en el desarrollo de la quinta reunión de trabajo acordada con el ministerio del Interior en cabeza del Viceministro Juan Carlos Soler, la empresa ECOPETROL Y CENIT en forma abrupta y presentando razones infundadas o mentirosas a la opinión pública dejaron abandonada la mesa de interlocución que desde el día anterior se había instalado, derivado de los gestos de buena voluntad de las comunidades y los trabajadores para llegar a los acuerdos y poner fin a la protesta que los sectores sociales y los trabajadores adelantan desde ya casi 70 días.

Afortunadamente los infundios con los cuales dichas empresas se levantaron de la mesa de interlocución pudieron ser desvirtuados en presencia de los garantes (Ministerio Público y Ministerio del Interior) y otras autoridades (Ministerio de Defensa y Ministerio de Minas) e, incluso, ellos mismos, confirmaron que dichas afirmaciones en los comunicados públicos de las empresas carecían de veracidad.

La actitud arrogante e intransigente de ECOPETROL Y CENIT devela que no les asiste el menor ánimo conciliatorio y de resolver los reclamos legítimos de la comunidad y trabajadores movilizados por medio del dialogo y la concertación y que, por el contrario, como se ha vuelto costumbre en Colombia, la salida que buscan es la violenta.

La actitud de los representantes de ECOPETROL Y CENIT lejos de hacer una propuesta sería, faltan a la verdad y tratan de confundir a las comunidades y en general a la opinión pública para legitimar una eventual agresión a las comunidades y trabajadores movilizados por medio de la fuerza pública.

Nada dicen a la opinión pública de las razones que llevaron a los trabajadores y las comunidades a la situación actual. Las empresas ECOPETROL Y CENIT son las exclusivamente responsables de las calamidades y situación que hoy se vive en la región. Estas empresas descaradamente deciden en forma unilateral desde el primero de febrero de 2019, literalmente robar, sustraer de los salarios de los trabajadores más del 22% de un día para otro y ahora pretenden que sobre esa medida arbitraria y regresiva de los derechos de los trabajadores se entable una negociación, además de los pasivos ambientales  y sociales que mantienen desde hace varias décadas, es decir, que sobre el robo que le hicieron a los trabajadores ahora hacen propuestas tratando de decir que las mismas son las más serias y bondadosas, mentira, falsas aseveraciones que confunden a la opinión pública con la única finalidad de justificar la agresión a los trabajadores y a la comunidad.

Es desproporcionado y de mala fe que una empresa que ni en los peores momentos de las crisis de precios del petróleo haya tenido dificultades, tenga la bajeza de recortar los salarios de los trabajadores violentamente y negarse a devolver a los trabajadores lo esquilmado y atender las solicitudes de las comunidades, por ejemplo, las utilidades netas de CENIT en los últimos años han sido las siguientes:

Año 2013: $966.895.946 millones de pesos.

Año 2014: 1´678.419.006 millones de pesos. 1.6 billones.

Año 2015: 3´107.823.981 millones de pesos. 3.1 billones.

Las utilidades de esta empresa se han mantenido en el tiempo y para el primer trimestre de este año sus utilidades netas superan las obtenidas en el mismo trimestre del año pasado ubicándose en 2,745 miles de millones de pesos frente a 2,615 miles de millones de pesos del año pasado.

Hemos expresado en los diferentes momentos y escenarios que somos los más interesados en que esta situación se resuelva lo más pronto en beneficio de los trabajadores y las comunidades, y en consecuencia a ello, siempre hemos mantenido la disposición al diálogo y la interlocución.

Responsabilizamos a Ecopetrol, Cenit y al Gobierno Nacional de cualquier agresión o hechos de fuerza contra las comunidades movilizadas y sus representantes en la mesa de interlocución.


Compartir en redes sociales