Noticias

275 jóvenes del Vichada, Casanare, Guainía, Guaviare y Norte de Santander, llegan a la UNAL sede Orinoquia cada semestre



Este programa, que acompaña a los estudiantes extranjeros que realizan intercambios en el país, llega a la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Orinoquia para apoyar la transición de aquellos que llegan por primera vez a adelantar sus carreras profesionales en el municipio de Arauca. La iniciativa promueve espacios de esparcimiento como torneos deportivos, escenarios culturales y una red de apoyo emocional que haga su estancia más amena, y así evitar la deserción.

Cada año la UNAL Sede Orinoquia recibe a 275 jóvenes provenientes de Vichada, Casanare, Guainía, Guaviare y Norte de Santander para adelantar sus estudios profesionales, una oportunidad que para muchos se convierte en la posibilidad de mejorar su calidad de vida y la de sus familiares. 

Sin embargo, la ausencia de cines, museos, actividades culturales y escenarios deportivos en la capital araucana limita los espacios de sano esparcimiento, también importantes para una óptima integración. Por eso el programa Anfitriones UNAL busca generar dichos escenarios tanto en las instalaciones de la Sede como en el municipio de Arauca. 

“Casi el 70 % de los estudiantes no son de Arauca y han manifestado que fuera del campus universitario hay muy pocas actividades que pueden realizar, no tienen sitios por conocer, lugares por visitar y es una situación que se agudiza los fines de semana cuando no tienen clases”, expresa Ana María Romero, profesional de la Oficina de Relaciones Internacionales de la Sede. 

Para llenar esos vacíos, el programa ha generado convenios con las instituciones municipales para propiciar escenarios deportivos y realizar campeonatos de baloncesto, voleibol y fútbol entre los estudiantes. 

“También construimos con 15 jóvenes voluntarios una guía turística del departamento para que quienes lleguen el próximo semestre sepan qué lugares pueden visitar y conocer. El documento incluye un mapa de la ciudad de Arauca con sitios importantes como cajeros, bancos y hospitales, información muy importante porque muchos estudiantes vienen de zona rurales y no conocen la capital”, añade. 

Según Lisbeth Romero, coordinadora del área de Bienestar Universitario de la Sede, una de las necesidades más frecuentes de los estudiantes se relaciona con la adaptabilidad a una nueva ciudad. “Hemos encontrado problemas de ansiedad y depresión asociados con la adaptación de los alumnos foráneos a la vida lejos de sus redes de apoyo. Con Anfitriones hemos realizado campañas de difusión de contenido y actividades de integración”. 

“Otra necesidad a resolver son los problemas asociados con el manejo del estrés producto de las exigencias académicas de la vida universitaria. Aunque el propósito del Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (Peama) es permitir el acceso a la educación superior a personas provenientes de regiones rezagadas en educación, las falencias en la educación primaria y secundaria hacen que la permanencia en la Universidad se convierte en un reto académico y emocional para los estudiantes”, amplía. 

Entre las actividades propuestas por el programa se encuentran cine foros, bingos, ferias de emprendimiento y otras que se realizan dentro y fuera del campus universitario. 

“La mayoría de las actividades son propuestas por los jóvenes voluntarios, quienes son conscientes de que Arauca está muy lejos de las demás ciudades por lo que no pueden ir a visitar a sus familiares, por eso están pensadas para pasar un tiempo de calidad”, aporta la coordinadora Romero.

Fuente: UNAL 


Compartir en redes sociales


slideactive: