Noticias

Los contratos públicos por prestación de servicios se reducirían un 30%

Publicado:



El Director del Departamento Administrativo de la Presidencia (DAPRE), Mauricio Lizcano habló en Caracol Radio sobre el Plan de Austeridad del gobierno de Gustavo Petro, dentro del cual se podrían limitar las condiciones para los empleados públicos.

Frente a la incertidumbre de varios sectores sobre la probabilidad de que en el marco de este Plan de Austeridad, puedan salir despedidos diversos funcionarios públicos, el director del DAPRE, aseguró que la nómina del Estado va a seguir siendo la misma como hasta ahora. Además, dijo que: "donde haya vacantes, vamos a tratar de proveerlas como funcionarios con prestación de servicios". 

"Lo que sí vamos a hacer es una reducción del 30% de contratos de prestación de servicios, pero cuando se venzan los actuales", precisó Lizcano. 

Las entidades contratistas tendrán que contratar un 30% menos de empleados luego de que los contratos existentes lleguen a su fin, con esto el gobierno pretende ahorrar cerca de seis mil millones de pesos al año. Este presupuesto se sumaría a los demás ahorros que se planea sea de cuatro billones de pesos durante cuatro años. 

Otro de los objetivos que se persigue con esta medida es que se eviten adjudicar más de un contrato a una misma persona. Pero no se prohíben los contratos de prestación de servicios, solo que: "se le pone la lupa, mayor interventoría, mejores objetos, mejores condiciones para que verdaderamente se olviden las nóminas paralelas". 

Cabe recordar que el término de nóminas paralelas hace referencia a aquellas personas que han sido contratadas para desempeñar ciertas funciones, pero que en realidad es otro empleado distinto el que termina ejecutándolas. Es decir, que hay dos personas haciendo el mismo trabajo, solo que la que fue contratada como oficial puede recibir mejor salario que el empleado, que es el que termina llevando a cabo sus funciones. 

"Las nóminas de prestación de servicio cuestan casi 4,5 billones de pesos. Este no solo es un mensaje de austeridad de contratación de prestación de servicios, aquí estamos hablando de probidad", dijo el director del DAPRE. 

Según lo explicó Mauricio Lizcano, esta es una manera de reducir la corrupción, mientras que a la vez el Estado hace un ahorro. 

Algunos empleados han criticado esta nueva medida, ya que alegan que la nómina de un contrato no es suficiente y que por ello recurren a aspirar a tener un segundo contrato. Frente a esto, el director del DAPRE señaló que las personas sí pueden tener un segundo contrato por prestación de servicio, siempre y cuando no fueran contratos de apoyo a la gestión. 

Este tipo de contratos a los que se refirió Lizcano se pueden entender como aquellos que necesitan que el empleado esté la mayoría del tiempo en la entidad, delegando sus funciones. Como por ejemplo, "un archivista, no se entendería como un archivista tiene que cumplir con sus funciones y así tiene otro contrato". 

"Lo que se pide es que se revisen bien los objetos, que las personas puedan cumplir y que haya verdaderamente una supervisión del Estado para que verdaderamente se cumplan. Pero en ningún momento prohibimos que una persona pueda tener un segundo contrato por prestación de servicios", concluyó el director del Dapre.


Compartir en redes sociales


slideactive: