Noticias

“Disidencias lo secuestraron y un bombardeo de FF.MM lo mató”. Magali Mendoza madre de Leonel Martínez no era un disidente

Publicado:



Leonel Martínez había regresado a Colombia con la intención de servir a la comunidad. Mientras esperaba que el Ministerio de Educación le convalidara sus estudios en medicina que había realizado en Cuba, el joven de 27 años se dedicó a servir a la comunidad y a prestar apoyo a la ferretería de sus papás en Calamar, Guaviare. El 11 de septiembre de 2021, cuando estaba desayunando, recibió una llamada desconocida que le preocupó. La puso en altavoz para que su mamá, Magali Mendoza, escuchara la conversación: “Necesitamos un favor suyo. Ya mis hombres pasan por usted”.

Leonel advirtió a su mamá que su pueblo no era seguro para personas como él, un médico. Por eso, después de la llamada, anunciaba que iba a abandonar Calamar y se iría a una ciudad a prestar sus servicios. Sin embargo, al rato, dos personas esperaban a Leonel a las afueras de la ferretería. Intimidaron a Magali para que no avisara a la Policía que patrullaba cerca y luego forzaron a su hijo a entrar a un vehículo que tomó un rumbo desconocido. 

“A mi hijo lo secuestraron las disidencias FARC”, dijo a Caracol Radio Magali. Comentó que esperó varios días para saber de Leonel y mantenía la esperanza de que regresara. No denunció a las autoridades por temor a represalias que podía tomar ese grupo armado.

 Los pacientes en el pueblo comenzaron a inquietarse y a preguntar por su médico Leonel. Casi dos semanas después, Magali se enteró por las noticias que había ocurrido un bombardeo de las Fuerzas Militares en el departamento de Guainía y de una su esposo sintió la corazonada.

“Me fui para Villavicencio en búsqueda de mi hijo. Acudí primero a la Cruz Roja Internacional, que me informó que Leonel estaba entre los 10 muertos en esa operación militar. Ahí se me acabaron las fuerzas y perdí el control de mi cuerpo”, dijo Magali.

Luego, en la Fiscalía, sintió que su hijo fue revictimizado. “Allá me decían que mi hijo era un guerrillero, y yo les decía que era mentira. Manifestaban que todo aquel que iba a estudiar a Cuba era un ‘revolucionario’ y que mi hijo era delincuente”, manifestó Magali, quien recibió el cuerpo de su hijo después de cinco días de señalamientos en su contra.

Ya en Fortul, Arauca, su tierra natal, el carro fúnebre de Leonel fue rodeado de sus familiares, amigos y pacientes. “Tenía liderazgo y era un gran colaborador. Como el Covid-19 estaba reventado, hizo atenciones médicas gratis. Se iba a ayudar y pasaba la noche trabajando en el hospital. La gente lo quería”, recordaba Magali.

Contó a Caracol Radio que la familia tenía unas tierras en Fortul donde cosechaban aguacate y con esas ventas ayudaban a sus hijos a estudiar, pero en Calamar, Guaviare, se dio la oportunidad de comprar una ferretería que les dejaría mayores ingresos.

“Con eso ayudábamos a Leonel con sus estudios en Cuba. Mi hijo nos dijo que luego nos compensaba y nos iba a comprar la casa, que mientras le covalidaban el título, nos apoyaba”, señaló Magali.

Por otro lado, Juan Pablo Ovalle, secretario general de la Asociación de Médico Internos Residentes Extranjeros en Colombia (Amirex), dijo que Leonel lo había contactado para comentarle su problema con la convalidación de los estudios médicos que hizo en la Universidad de La Habana, Cuba.

“Estaba preocupado por esa situación. Desde el primer momento se veía su honestidad, don de gente, deseo de ejercer su profesión de médico en Colombia. Era un soñador y ansiaba prestar sus servicios en donde nació, en Arauca”, señaló Ovalle a Caracol Radio.

Enfatizó que, en la Amirex donde Leonel fue cofundador, lo conocían como una persona hogareña, haciendo sus estudios en Cuba a pulso y, contrario a lo que afirmó el Gobierno, Leonel no tenía ningún tipo de vínculos con grupos armados ilegales. “No me consta, ni me cabe en la cabeza que haya hecho parte de organizaciones armadas. Jamás”, indicó Ovalle.

“Estamos haciendo un acompañamiento a las familias de Leonel. Solicitamos un pronunciamiento que aclare lo sucedido y se limpie su nombre. Queremos que reconozcan que Leonel no era un actor del conflicto armado, al contrario, aquí hubo una vulneración a la misión médica”, aseguró Ovalle.

 

 


Compartir en redes sociales


slideactive: