Noticias

Colombia es el quinto peor país para hacer periodismo en las Américas

Publicado:



La Clasificación 2021 de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras (RSF) revela que Colombia es el quinto país de la región de las américas con menor libertad de prensa, ocupando el puesto 134 entre 180 países estudiados por la organización. El país ocupó la casilla 130 en 2019 en el ranking, pero distintos obstáculos que se presentaron durante el 2020 hizo que Colombia cayera 4 puntos en la escala de libertad de prensa.

Según el informe de RSF, estas amenazas contra el periodismo en el país son “la proliferación de las campañas de difamación junto con la intimidación y acoso en internet contra periodistas, tanto si surgen de figuras públicas como de entidades secretas”. También resalta que la gran mayoría de ataques contra comunicadores en el país son coordinados contra las mujeres.

El reporte indica que la impunidad en los crímenes en contra de los periodistas ha aumentado y alimenta el círculo vicioso de violencia en la región latinoamericana. Destaca, además, que “en México, Honduras y Colombia les costó la propia vida en 2020 a 13 periodistas que, en su mayoría, habían investigado sobre la corrupción y el crimen organizado”.

Por esta razón, Colombia se encuentra solo por encima de otros países de la región como México (143), Venezuela (148), Honduras (151) y Cuba (171) en el índice de libertad de prensa mundial.

 ¿Qué tendencias se manifiestan en la región de Latinoamérica?

La región registró en 2020 el mayor deterioro de los índices regionales (+ 2,5%) en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa.

La violencia política, la desinformación, censura, el impedimento de acceso a la información y descrédito sistemático de la función de la prensa como mediadora social e inspectora del poder, son las principales razones de este deterioro.

RSF resalta que los líderes políticos en la región se han encargado de impulsar ataques contra los periodistas y medios de comunicación para desviar la atención de las informaciones que puedan comprometerlos reveladas en los medios masivos.

Brasil y El Salvador son los dos países de la región que registran una mayor caída en el Ranking, debido a la falta de transparencia en el acceso a la información pública, incautación de material periodístico y estigmatización de los medios como agentes del caos.

Una tendencia de restringir el periodismo a nivel global

Según los datos de la clasificación la pandemia ha generado un efecto de restricción a nivel global del acceso a la información a los periodistas. La excusa, sobre todo en países en desarrollo, es la crisis sanitaria de la pandemia; lo que ha generado obstáculos e impedimentos para ejercer un correcto ejercicio periodístico.

Estos impedimentos se presentan en “73 de los 180 Estados del ranking establecido por RSF, y obstáculos en otros 59, lo que en total supone el 73% de los países evaluados”, describe el informe.

“El periodismo es la mejor vacuna contra la desinformación”, afirma el secretario general de RSF, Christophe Deloire. “Por desgracia, su producción y distribución se ven bloqueadas con demasiada frecuencia por factores políticos, económicos y tecnológicos, y, en ocasiones, incluso culturales”.

 

 

 


Compartir en redes sociales


slideactive: