Noticias

Antes que invertir en obras hay que hacerlo en cultura ciudadana

Publicado:



De nada sirve invertir miles de millones en la limpieza y canalización del caño Córdoba, en la recuperación de parques, o en el ornato de la ciudad, si desadaptados y vándalos acaban con lo poco que tenemos en menor tiempo que el que se invirtió para hacer las mejoras en determinadas zonas de la ciudad.

Para la muestra un botón, el caso del Caño Córdoba, al que hace poco menos de un año se le invirtieron $1.173  millones en la rehabilitación y limpieza, pero pocos días después ya estaba nuevamente lleno de todo tipo de plásticos y de recipientes de icopor, lo que lo convierte en un foco de contaminación y en la cloaca más grande de Arauca, ya que como se ha podido comprobar allí se vierten las aguas negras de muchos predios aledaños a su cauce.

Esta situación que se hace más evidente en época de invierno, cuando arrecian las lluvias que provocan el desbordamiento del cuerpo de agua, inundando gran parte de los barrios aledaños, causando graves perjuicios para los residentes de esos sectores y así como afectaciones a la salud. Todo a raíz del desorden social, la falta de cultura ciudadana y de aplicarle el peso de la ley a quien contaminen.

Arauca no puede seguir invirtiendo recursos, sin hacer una pedagogía sobre todo en este tipo de proyectos. A los habitantes del municipio y en especial en las zonas de alto impacto, se les debería recalcar en la protección de este, ya que como se evidencio, ellos son los directamente afectados por el desbordamiento del Caño Córdoba. Así mismo, se debería trabajar con determinación con los vendedores de alimentos que se asentaron a sus alrededores, ya que la mayoría de elementos arrojados a sus aguas son recipientes de icopor o botellas plásticas empleadas, produciendo una gran contaminación y el taponamiento de las alcantarillas y del mismo canal.

Así que de no invertir primero en pedagogía ciudadana tenemos la pela perdida en la recuperación de los espacios públicos, monumentos y cuerpos de agua. Arauca no puede permitir estos lugares se conviertan en basureros y guarida de todo tipo de delincuentes y drogadictos.


Compartir en redes sociales