Noticias

Defensoría rechaza acciones de los violentos en Arauca que dejan 152 homicidios

Publicado:



El religioso Deisson Ramiro Mariño Gómez, quien está al frente de la Defensoría del Pueblo, rechazó las acciones violentas ocurridas en el departamento de Arauca que a la fecha dejan 152 homicidios. El representante aseguró que, pese a que la cifra de muertes ha disminuido con relación a otros años, se mantienen pese a las medidas que han adoptado las autoridades, por lo que hizo el llamado a los violentos porque estas muertes se han dado en el marco del conflicto armado.

 

Mariño Gómez hizo el llamado a los actores armados para que respeten la vida donde se viene asesinando a integrantes de la población civil. Con relación a este sector, los violentos han cegado la vida de 117 personas de la población civil teniendo como responsables a guerrilleros disidentes y del Ejército de Liberación Nacional Eln.

El funcionario reiteró su mensaje indicando que pareciera que la guerra fuera contra la población civil teniendo en cuenta el alto número de personas asesinadas frente al número de combatientes en este año 2019. Ramiro Mariño aseveró que detrás de un homicidio hay amenazas, el desplazamiento forzado y la zozobra en la que tienen que vivir las familias campesinas en el departamento de Arauca.

Reiteró que gran parte de estas muertes tienen como responsables a guerrilleros del Eln y el grupo disidente. En estas acciones cerca de 25 ciudadanos también han sido asesinados en el marco del conflicto armado en el departamento de Arauca.

Frente al tema del secuestro, que en este año se eleva a 18, aseguró que aún se mantienen en poder del Eln y las disidentes tres personas, dos uniformados militares en Arauquita y la líder comunal del municipio de Saravena que cumple hoy ocho días de secuestro.

El Defensor del Pueblo en Arauca reiteró el llamado a los actores armados a respetarle la vida y lo posible darles la libertad lo más pronto posible a estas tres personas, precisando que la Defensoría del Pueblo es un facilitador y una prenda de garantía para estas liberaciones y regreso al seno de sus hogares de estas tres personas.

Mariño Gómez, consideró como un delito muy grave, “un crimen de guerra”, el hecho de que los actores armados recluten a los menores de edad y los conviertan en combatientes de sus filas guerrilleras, rechazando esta práctica. El funcionario recordó el hecho del bombardeo ocurrido recientemente en el Caquetá y Fortul durante el año 2018, donde cayeron menores y ciudadanos venezolanos que muy seguramente fueron reclutados a la fuerza.


Compartir en redes sociales