Noticias

Representante Carreño invoca objeción de conciencia para no votar acreditación de Santrich

Publicado:



El representante a la Cámara José Vicente Carreño Castro interpuso ayer su derecho fundamental a la objeción de conciencia (Artículo 18 C.P y Sentencia SU 108/16), ante la decisión de la Comisión de Acreditación, en el sentido de avalar favorablemente la documentación presentada por Seuxis Paucias Hernández Solarte (Jesús Santrich), para posesionarse como Representante del Partido de las Farc.

Carreño Castro explicó que esta objeción de conciencia se debe a  sus principios y convicciones frente al conflicto armado en Colombia, a su desacuerdo al reciente proceso de paz que “en ningún momento ha entregado una reparación integral a las víctimas”, como también a su condición de Policía durante mas de dos décadas,  que le impide moralmente respaldar la decisión de esta Comisión Legal de la Cámara.

El legislador araucano se posesionó ayer como nuevo miembro de esta Comisión Legal de Acreditación Documental, que recepciona de la autoridad electoral el listado de congresistas electos, y revisa los correspondientes documentos para verificar si cumplen con las calidades exigidas al mencionado cargo. El comunicado es el siguiente:

Lo sucedido el pasado domingo en la vía que de Tame conduce a Hato Corozal, en el que murieron dos soldados de la patria y diez resultaron heridos, no solo es un hecho demencial y terrorista, es un acto de barbarie cometido contra todo un país.

Duele ver cómo los bandidos de las FARC asesinan a estos jóvenes militares que cumplen con honor el deber constitucional de proteger a la ciudadanía. Dios tenga en su Santa Gloria a los soldados Fredy Castillo López oriundo de Córdova y Luis David Canencia Venecia nacido en Bolívar. Solidaridad para sus familias y mucha fortaleza. La memoria colectiva de Colombia y nuestro Ejército Nacional guardarán por siempre un espacio en el pedestal de los ciudadanos que construyeron país.

Hay que recordar que estos terroristas de las disidencias de las Farc utilizaron explosivos y mecanismos de guerra no convencionales que infringen vulgarmente al Derecho Internacional Humanitario y a los Derechos Humanos. Este atentado cobarde debe ser respondido con la mayor contundencia posible por parte de nuestra Fuerza Pública.

¡Ya no más! ¡Ya basta! No se puede culpar a un gobierno que defiende la institucionalidad, que obra en consecuencia de la Constitución, con el recrudecimiento de la violencia en nuestro Departamento y el país. Los soldados y policías de Colombia trabajan por mandato de nuestra Carta Magna y cumplen una función amparados en la legalidad. Aquí los bandidos y terroristas son los únicos culpables por su accionar delictivo que lacera nuestro tejido social y causa a diario derramamiento de sangre inocente. Toda la contundencia de la Fuerza Pública para ellos.

Dejemos la hipocresía y llamemos las cosas por sus nombres, ELN y FARC: Ustedes son unos Asesinos, narcotraficantes y terroristas. La paz se da con hechos de paz, y no con hipocresía, bombas y muertes. Ese mismo destino les espera si no deciden detener sus crueles e inhumanos comportamientos.

Hago un llamado a algunas Organizaciones Sociales y ONG’s que operan en la región para que se pronuncien en contra de estos bandidos y en una sola voz rechacen este cruel asesinato de nuestros soldados, ¡Sorprende su silencio!

Solidaridad, apoyo y respaldo a nuestros soldados y policías. Dios los bendiga en su labor diaria de servirle y cuidar a Colombia. ¡Cómo nos duele Arauca!


Compartir en redes sociales