Noticias

Cayó financiador de atentado terrorista contra la Escuela General Santander en Bogotá

Publicado:



Este hombre es considerado como uno de los presuntos testaferros de ‘Pablito’. En un trabajo articulado entre la Policía Nacional, la Fuerza Aérea Colombiana y la Fiscalía General de la Nación permitió la captura en Cúcuta de Álvaro José Mateus Vargas, quien figura como dueño de una empresa de lácteos utilizada para el lavado de activos.

 

Hacía parte de la estructura financiera del Frente de Guerra Oriental del grupo armado organizado al margen de la ley.  Investigaciones y seguimientos adelantados por la Policía Nacional, la Fuerza Aérea Colombiana y la Fiscalía General de la Nación permitieron la captura, en vía pública de la ciudad de Cúcuta (Norte de Santander), de Álvaro José Mateus Vargas, señalado integrante del ELN que estaba en la mira de las autoridades desde hacía varios meses.

Unidades de inteligencia habían establecido que Mateus Vargas hacía parte del componente financiero del Frente de Guerra Oriental del grupo armado organizado. Las evidencias recopiladas, incluso, indican que habría aportado considerables sumas de dinero para ejecutar el atentado terrorista contra la Escuela de Cadetes de Policía ‘General Francisco de Paula Santander’, registrado el pasado 17 de enero.

Existen indicios que además lo vinculan, por un lado, con los trámites de venta del vehículo que fue utilizado para esta acción criminal y, por el otro, con el hombre identificado como Wilson Arévalo Hernández, capturado a finales de enero pasado en Arauca en el marco de la investigación por el mismo atentado contra la ‘alma mater’.

Así mismo, este hombre es considerado como uno de los presuntos testaferros de ‘Pablito’, integrante del Comando Central (COCE) del ELN, gracias a su gran capacidad económica, principalmente derivada de una empresa de lácteos de su propiedad, con sede en Bogotá, que presuntamente era utilizada para el lavado de activos. Los investigadores también determinaron que algunos de los vehículos de carga eran utilizados para transportar clorhidrato de cocaína, armamento y explosivos para el Frente de Guerra Oriental del ELN, entre el centro del país y Arauca.

De Mateus Vargas se sabe que, al parecer, hacía parte de ese grupo armado ilegal desde hacía 12 años y que en la actualidad su importante aporte financiero también tenía el objetivo de costear el desarrollo de actividades pseudopolíticas y de manejo de masas en los departamentos de Arauca, Boyacá y Casanare.

Mateus Vargas fue judicializado ante un juez de control de garantías de Yopal (Casanare) y la Fiscalía le imputó los delitos de rebelión, concierto para delinquir agravado y financiación del terrorismo y de grupos de delincuencia organizada, administración de recursos relacionados con actividades terroristas y de la delincuencia organizada. El señalado integrante del ELN aceptó los cargos y hoy se define la medida de aseguramiento durante la continuación de la audiencia.

Por su parte, la Policía Nacional efectuó en Bogotá la diligencia de registro y allanamiento en la empresa de lácteos de propiedad del capturado, donde se incautaron cinco celulares, 3 USB, un disco duro, 2 computadores y documentos de interés, que fueron puestos a disposición del ente acusador.

Este resultado hace parte de la tercera fase del plan de choque ‘Construyendo Seguridad’ de la Policía Nacional.

 


Compartir en redes sociales