Noticias

Ladrones intimidaron con armas y roban a comerciante en el centro de Arauca

Publicado:



Las víctimas de estos delincuentes fueron la señora Elsy Constanza Mantilla Rojas, esposa del exalcalde y político araucano Hernando Posso Parales, junto al propietario del local, Fabián Herrera.

Hasta el establecimiento comercial, de razón social Servicios Ocupacionales RF, ubicado en la calle 21 entre carreras 18 y 19, más exactamente frente a las instalaciones de la Procuraduría Regional de Arauca, llegaron sujetos armados con pistola y revólver, quienes intimidaron a estos araucanos, llevándolos hasta el baño y luego de amordazarles la boca y atarlos, los encerraron allí.

Una vez reducidas sus víctimas, los ladrones tuvieron tiempo de extraer los elementos de mayor valor que allí se encontraban, entre ellos $2 millones 600 mil de pesos en efectivo, joyas, un computador y los celulares, sin tener ningún contratiempo y sin que nadie se diera cuenta de la acción delictiva que se adelantaba en este local; ni siquiera la propietaria del inmueble, la también araucana Hilda Graterol cuya residencia está a un costado y en la parte superior del local.

Lo insólito del hecho son las condiciones en las cuales se desarrolló: frente a las instalaciones de la Procuraduría Regional de Arauca, que cuenta con vigilancia privada las 24 horas y a escasas cuadras de la Estación de Policía; pero  lo peor es que hombres armados se muevan con tanta facilidad por el municipio de Arauca.

En diálogo con Noticias Caracol de La Voz del Cinaruco, la señora Elsy Constanza Mantilla Rojas, narró los minutos de pavor que sufrió el día inmediatamente anterior. Manifestó la exgestora social del municipio de Arauca, que el hecho sucedió hacia las 4:40 de la tarde de este miércoles 16 de enero, cuando ingresaron dos sujetos "muy decentes" portando casco y tapabocas, a esta empresa dedicada al trámite del pago de seguridad social, cuando fueron encañonados con arma de fuego tanto ella como el propietario, amordazados con cinta pegante, atados en sus manos y encerrados en el baño del local.

Manifiesta Constanza Mantilla, que los bandidos una vez ingresaron al local "...inmediatamente trancaron la puerta, nos dijeron que bajáramos la cara, que cerráramos los ojos e inmediatamente nos amarraron"; así mismo expresa que tenía acento colombiano y que en medio del temor ella invocó al Espíritu Santo para que no les fueran a hacer nada.

Afortunadamente este atraco no pasó a mayores y las víctimas salieron ilesas. En redes sociales, Javier Posso Mantilla relacionó el hecho en el que su madre fue una víctima de la delincuencia, destacando que resulta realmente indignante y sumamente preocupante que esto esté sucediendo en el municipio, donde en Arauca Nadie está seguro.


Compartir en redes sociales