Noticias

Ribazón en el río Arauca no se refleja en los precios al público

Publicado:



Antes de lo esperado llegó este año la ribazón a las aguas del río Arauca, sin embargo la comunidad viene quejándose que los pescadores no están respetando tallas mínimas, ni tampoco la subienda se ve reflejada al momento de la comercialización del pescado, pues los precios se mantienen elevados.

 

Manifiestan los araucanos que se hace necesaria la presencia de las autoridades, para garantizar que pez que no cumpla las tallas mínimas, sea devuelto a las aguas o en su defecto, se sancione al pescador o pescadores por no acatar tan importante norma, que nos garantiza preservar la especies para futuras generaciones.

Con respecto a los precios elevados, tomando en cuenta que en ribazones anteriores los productos del río se conseguían incluso a $1000 pesos el kilo, el periodismo de Noticias Caracol de La Voz del Cinaruco pudo conocer que dichos precios se mantienen entre los $5 mil y $8 mil pesos el kilo, ya que los pescadores vienen siendo extorsionados por grupos ilegales y por la misma guardia del hermano país de Venezuela.

Un humilde pescador, en dialogó con esta casa radial y quien pidió guardar su identidad, expresó que la guerrilla del Eln les exige $300 pesos por kilo de pescado que obtengan; mientras que para los disidentes de las Farc deben cancelar $400 pesos; y para colmo de males y rematar, la Guardia Venezolana les exige $700 pesos por kilo.

En total son $1.400 pesos los que debe "pagar" cada pescador a estos grupos extorsivos, so pena de atenerse a consecuencias mayores en contra de sus propiedades e incluso de la misma vida.

Dijo el pescador, que así era imposible ofrecer el producto al precio que la comunidad lo quería, pues "así no dá la base... son $1400 que tenemos que pagar por cada kilo de pescado que saquemos, lo que nos obliga a mantenerlo en los precios, para que valga la pena el trabajo realizado".

Ante la pregunta de por qué la guardia venezolana les estaba cobrando, repondió el entrevistado, que como en el sector del Vapor se termina el espacio navegable colombiano, debido a la carama que depositó allí las crecientes del río, deben transitar por aguas venezolanas y es allí donde los guardias bolivarianos piden su "comisión" para permitir el tránsito o de lo contrario el producto es decomisado y la pérdida mayor.

Definitivamente nuestro departamento va de mal en peor, porque los grupos ilegales, no contentos con las medidas extorsivas que vienen implementando desde hace muchos años atrás, ahora han optado por atacar también el bolsillo de todos los araucanos, al instaurar de manera vil y despiadada un impuesto a los pescadores, quienes se ven obligados a recuperarlo en el precio final de venta.


Compartir en redes sociales