Noticias

En Arauca y Casanare se dio la liberación más grande en la historia de la especie de caimán llanero en Colombia

Publicado:



20 caimanes llaneros y 300 tortugas charapa fueron el motivo perfecto para que un grupo interinstitucional, liderado por Corporinoquia, recorriera durante 5 horas el camino que conduciría a estas dos especies a su libertad en el Hato La Aurora, en el departamento de Casanare, el hábitat perfecto y seguro fuera del alcance del máximo depredador, el ser humano.

Con esta liberación, suman en total 50 los individuos liberados en los últimos 15 días en la jurisdicción de Corporinoquia; la primera realizada en el municipio de Cravo Norte, en el departamento de Arauca y la segunda en el municipio de Hato Corozal, en el departamento de Casanare.

La meta es lograr la liberación de 2.500 individuos de caimán llanero en la jurisdicción de Corporinoquia a través del convenio de investigación científica que se adelanta entre la Fundación Palmarito y la Corporación Autónoma Regional de la Orinoquia, la cual, hasta el momento, ha permitido devolver a los ríos Meta y Orinoco un aproximado de 150 animales.

Recuperar, preservar y conservar la especie caimán llanero, es el objetivo que tanto Corporinoquia como la Fundación Palmarito se han trazado en un claro ejemplo de lo que se está haciendo como gobernanza por la conservación de los ecosistemas.

“Hablamos de gobernanza porque están presentes todos los actores; están presentes la empresa privada, los particulares, la sociedad, dueños de reservas naturales de la sociedad civil y las instituciones, trabajando por recuperar especies que se encuentran en grado crítico de extinción. En el Hato La Aurora hemos logrado la liberación de muchos individuos y especies importantes para el mantenimiento de los ecosistemas”, declaró la directora general de Corporinoquia, ing. Martha Plazas Roa.

De esta manera, las acciones que se adelantan desde la jurisdicción de Corporinoquia, están también ligadas al plan nacional de recuperación del caimán llanero, en la cual la Fundación Palmarito venía trabajando desde el año 2011.

“Hace unos años nos dimos cuenta que habían amenazas reales y cada vez mayores y de ahí salió el concepto de crear una fundación que defendiera toda esa belleza natural que teníamos, empezamos por una caracterización biológica, a entender lo que teníamos, los animales más emblemáticos y encontramos al caimán llanero”, puntualizó Jorge Londoño, director de la Fundación Palmarito.

Así mismo, la gobernación de Casanare ha jugado un papel importante al dar en comodato a Corporinoquia el predio en el que actualmente funciona el Bioparque Wisirare, en Orocué, Casanare, lugar en el que se lleva a cabo el proceso de incubación de los huevos para poner en libertad tras alcanzar una longitud aproximada a los 75 y 1.51 cms, y un peso cercano a los 2.200 kilogramos.


Compartir en redes sociales